Querida amiga, querido amigo

Querida amiga, querido amigo

Tengo que contarte algo que he sentido tan maravilloso, tan dentro de mi que no me puedo quedar callado.

He probado una meditación guiada, lo que intento trasmitir a través de esta misiva es inefable, así que el simple intento de ponerlo en palabras es tan absurdo como querer describir la magnificencia de unas cataratas en una fotografía. Puedes captar un instante pero no puedes oler ese aroma de la selva, no puedes sentir las gotas de agua en la cara, el frescor que se siente, ni los colores que se aprecian pues los que aparecen en la fotografía no dejan de ser una interpretación subjetiva de una realidad…como la vida misma.

¿Cómo me atrevo si quiera a intentar describir lo que siento? Pues porque quiero que todo el mundo sepa la maravilloso que es meditar y especialmente tú, querida amiga, querido amigo.

Quiero que se expanda ésta práctica que me hace sentir que estoy en otra dimensión, que me hace volar, vibrar.

Meditar es una técnica milenaria, no me apetece entrar en detalles temporales porque con la meditación descubres que el tiempo no existe.

Meditando conectas con tu ser interior, con un campo morfogenético, con las bibliotecas akhasicas que contienen toda la sabiduría de todas las eras habidas y por haber.

Meditando transmutas toda la materia en oro porque reconoces que el verdadero oro que brilla está en tu interior.

Disfrutas de tanto que se tiene, aunque sea poco. Das valor a las cosas que son realmente importantes, que suelen ser intangibles, como el amor, la creatividad, la sonrisa, la capacidad de hacer reír.

Meditando he cambiado la perspectiva, ahora me pongo en la piel del prójimo, observo y puedo sentir el día que ha tenido, o está teniendo.

Soy capaz de anteponer prioridades para optimizar el tiempo, clarifico más fácilmente las ideas y me siento muy creativo.

Mis dones se han potenciado a la vez que descubro otros nuevos cada día.

He descubierto que no hay límites cuando no te limita la mente, que no hay ideas locas ni pensamientos fugaces. Que hemos de dejar marchar las cosas que obstruyen y dificultan el que vengan otras nuevas.

Meditando he descubierto mi sombra y la he abrazado.

Me he amado y he aprendido a amar como de verdad ha de ser: sin esperar nada a cambio, sin poner condiciones y sin expectativas.

Incondicionalmente.

También me he podido ver como si hubiese vivido otras vidas, menudas películas me he visto en cuestión de segundos. Cuesta creer, desde estos paradigmas y creencias en los que nos han educado que podamos haber vivido varias reencarnaciones, yo me he podido ver de malo, de muy malo y de bueno, muy bueno, así como un ser familiar, soltero, buen hermano, esposo, valiente guerrero y justo caballero, también me he visto de buscador de la verdad…de esa verdad que ahora encuentro a través de la meditación:

una verdad con múltiples realidades.

Te recomiendo que vengas un día a una meditación.

Jose Escudero las guía muy bien.

Las da los martes a las 19:00 h y los jueves a las 11:00.

Es imprescindible reservar porque las da en un local muy pequeño. Universo Reiki en Fernando, el Católico 68 en Madrid. Puedes llamar o mandar un whastapp y reservar tu plaza el día que puedas ir.

¿Qué beneficios tiene para ti? Vas a poder viajar al universo de tu interior y sentir eso inefable que yo he sentido. Quiero que vayas y me lo cuentes, a ver si sientes lo mismo que yo.

Cuesta 10 euros la hora de meditación guiada (que se extiende más, siempre) o puedes comprar el bono de 5 meditaciones por 35 euros, la medi te sale por 7 euros…siete, el número mágico.

Deseando que me cuentes lo que sientes.

Te amo, querida amiga, querido amigo, por eso quiero que pruebes esto que me ha cambiado ¿la vida? Ummm, la forma de ver la vida, de aceptarla.

Ha cambiado la forma en que me afecta la vida…

ahora sí puedo decir que soy realmente feliz.

Abrazos de luz

Yo

Posdata: Sigue tu institnto

Las señas adecuadas

Jose Escudero Ramos

639608805

www.escuderoramos.com

josem@escuderoramos.com

EL camino de vuelta a casa

Lo mejor de trabajar la parte interna del ser con el Reiki es que no tienes que demostrar nada a nadie, lo único que tienes que hacer es vivir en coherencia, demostrarte en todo caso a ti mismo que la forma de vida que has elegido es la mejor para ti en este preciso momento, por eso dejas fluir, no te alteran las circunstancias externas y si lo hacen, paras, observas y te preguntas ¿para qué a mí? ¿para qué ahora?

Vivir en coherencia es tener bien arraigados unos principios y ser fieles a ellos, a veces las cosas se pondrán muy difíciles pero con buenas raíces, tarde o temprano, se enderezan los más duros troncos: una buena sujeción, un punto de apoyo y ya tenemos un buen principio.

No nos hace falta querer ganar una discusión, quedar por encima de nadie a base de manipular una realidad o confundir con datos poco precisos o falsos. Vivimos en un amor continuo por el prójimo.

Nuestra intención es vivir motivando para hacer cada día las cosas lo mejor que podamos. ¿ y qué mejor que trabajando en equipo? Ya sea en formato asociación, familia, trabajo o grupo de amigos, todos pertenecemos a un grupo de semejantes características que se llama HUMANIDAD.

Trabajando codo con codo mejoraremos aquello que nos une con un objetivo común…unos lo definen como el “camino de vuelta a casa”, otros dicen que nunca hemos abandonado la casa, lo que ocurre es que no estamos en la frecuencia adecuada para percibir que estamos en el mismo lugar pero en otra dimensión… el trabajo en equipo puede ser ayudarnos a encontrar ese camino de vuelta a casa cuando nos hemos perdido o puede ser colaborar unos con otros a recuperar la conciencia que nos indica que justo donde estamos ahora es el mejor para este momento presente, ese gran regalo que nos hace ser conscientes. Nuestra mejor recompensa en este hermoso viaje interior es el poder compartir.

Gracias por compartir el camino de regreso a la consciencia de lo que somos que no es otra cosa que Amor por eso cuando más amamos incondicionalmente más en coherencia estamos con nuestra esencia.

Gracias por Amar.

Gracias por Existir.