La meditación sirve para descubrir lo que verdaderamente somos

Cada uno medita a su manera. Cada uno reza, ora, a su manera. Cada uno cree en su propia religión.

Diseñamos nuestras ideas a medida dependiendo de nuestras interpretaciones.

Durante años hemos visto cuadros en museos muy importantes con el fondo oscuro, de pronto, gracias a las modernas tecnologías, se descubre que el fondo de algunos cuadros era originariamente claro o de colores, con el paso del tiempo se han ido oscureciendo, una mano de restauración y ¡uala!

Nada es lo que parece.

Nacemos brillantes, llenos de luz. Con el paso de los año vamos oscureciendo, añadiendo capas, disfraces e incluso barro sobre nuestra propia esencia para a veces pasar desapercibidos, otras veces adaptarnos a las circunstancias, otras para destacar en base a nuestras características medioambientales o sociales.

Viviendo en constante meditación, en presencia aquí y ahora, haciendo de cada instante una oración sacaremos brillo a nuestra esencia más profunda, esa que se esconde tras varias capas de barro o disfraces fruto de pasar años en este teatro que hemos elegido para representar diferentes papeles… Al final con tantos diversos escenarios olvidamos lo que realmente somos.

Si declinamos el verbo orar en primera persona del singular, te invito a que lo hagas, viviendo en la meditación de la gratitud y la presencia como si nuestra propia vida fuera una oración constante descubriremos lo que somos: YO ORO, hoy es un buen día para hacerlo, creerlo, crearlo.

Jose Mª Escudero Ramos

2 comentarios sobre “La meditación sirve para descubrir lo que verdaderamente somos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.